Vallenatos

Por siempre Diomedes

El olor a tierra húmeda era tan agradable, que los rayos del sol que inundaban la mañana apenas se sentían. Las aulas escolares se erguían a un lado del sendero, pero el sonido de un acordeón parecía hipnotizar mis pasos hasta dar con de un frondoso palo de mango donde...

LOS NIÑOS DEL VALLENATO CLAMAN

Desde la Quinta de los Olivos de Argentina, la Casa de la Moneda de Chile, el Palacio Imperial de Japón, hasta teatros de Venezuela, Washington, Tokio, Fukuoka, Pekín y Shanghái han llegado con su música y alegría los Niños del Vallenato interpretando composiciones tan clásicas como “La gota fría” del juglar Emiliano Zuleta Díaz.

Páginas