Barranquilla en Hollywood

Para quienes tenemos el Honor y privilegio de haber nacido en Barranquilla en un momento que nos permitió ser testigos (y hasta intervenir) en algunas de sus aun persistentes manifestaciones de su pasado de grandeza, asistir a sucesos y aconteceres que denotaban claramente su glorioso pretérito lo cual nos hizo asimilar y abrazar íntegra e irreductiblemente el modo de ser Barranquillero...

Cómo se trabajaba en la Troco en la década 1940

Trabajadores de la Troco (adultos y niños) bajando del tren que los llevaba y traía de el Corregimiento El Centro a Barrancabermeja.

 
 
Luego, habría de ponerse a sacarle punta a los numerosos lápices de cada uno de sus compañeros de trabajo o a envolver al revés las cintas de papel de las sumadoras para que el rollo prestara doble servicio ya que estando en plena segunda guerra mundial escaseaba todo lo que fuera importado; otro detalle de esa escasez: los residuos de los lápices, que por lo cortos ya no se podían empuñar...

 

La bomba Triple A de Brieva

Horacio Brieva

 

Que toda la infraestructura, bienes muebles e inmuebles, equipos y maquinaria, logística y tecnología por las cuales es posible hoy día la marcha, el funcionamiento de las diversas operaciones necesarias para que todo lo atinente a la actividad de una entidad de acueducto y alcantarillado como lo es la Triple A (Añádasele el aseo y mantenimiento)...

 

La Misa ha terminado

Portada de la nueva novela de Gustavo Álvarez Gardeazábal

 

Hay locas de locas y Martín Ramírez era uno de ellos. No había cumplido los trece años cuando vio que se le paraba si se quedaba mirando alguno de sus compañeros de clase. Como era tan feíto, se las ingenió para deleitarlos con lo que él ya sabía hacer y sin temblarle la voz ni perturbar para nada su perfil, les hacia la propuesta: "¿a vos te la han chupado?"  "Si querés te la chupo y verás lo rico que pasás. Es mejor que hacerse la paja".

 

 

 

Páginas