Contratistas y roedores

Gustavo Álvarez Gardeazábal - Escritor - Tuluá, Colombia

 

 

Autor: Gustavo Álvarez Gardeazábal - Escritor - Tuluá, Colombia ... Ver Más publicaciones.......►

 

Y como era de esperarse, los contratistas, que alegremente se habían apoderado de los hilos del poder político, terminaron por reventar el ánfora y han hecho saltar trizas la credibilidad nacional en los candidatos a presidente de 2014.

Los contratistas, que han hecho lo de todos los ricos de casi todos los países, no solo contribuyeron a  una y otra  campaña electoral sino que terminaron por hacer evidente el compromiso de retribución que los elegidos pactaron anticipadamente con ellos.

Por culpa de los contratistas, los partidos políticos dejaron de tener ideas y soluciones y se amarraron a las inversiones estatales de mayor rentabilidad y a las que no requerían licitación y se adjudicaban a dedo, olvidándose de las necesidades de los municipios, departamentos y nación.

La tempestad que se cierne sobre las dos campañas que dividieron al país por haber recibido aportes del mismo contratista mayúsculo puede policopiarse en muchas partes del país, donde alcaldes, gobernadores y congresistas tuvieron que apelar a las donaciones de los mismos contratistas regionales para poder hacer sus campañas.

Lo que ha caído sobre la democracia colombiana no es un manto de duda, es la confirmación de la podredumbre que crearon los contratistas y que habíamos advertido. Salir de ella exige un punto final recursivo.

El que los bancos ya estén nerviosos y frenen los desembolsos para las obras públicas  contratadas, es un aviso de lo que puede pasarle al país si por buscar la moralidad cae en la estupidez de frenarse.

Si hubo imaginación y generosidad en buscar la paz con la guerrilla, hay que tenerla ahora para no volver añicos la república. A Colombia se la puede gobernar sin robar.

Y como era de esperarse, los contratistas, que alegremente se habían apoderado de los hilos del poder político, terminaron por reventar el ánfora...

 

Tags: